El más allá, según Clint Eastwood

Los gemelos Frankie y George McLaren, en ‘Más allá de la vida’

Hace unos días tuve ocasión de ver una película que os quiero recomendar: ‘Más allá de la vida’, dirigida por Clint Eastwood e interpretada por Matt Damon, Cécile de France y Bryce Dallas Howard. Cualquier película de Eastwood, que a sus 80 años es el director de cine vivo que más me atrae, merece ser contemplada. Todas invitan a reflexionar y nos obligan a mirar hacia los rincones oscuros de esta sociedad del bienestar, siempre con elegancia, ritmo y emoción. Son, como yo suelo decir, películas de efecto duradero porque pasan los años y te sigues acordando de ellas; y si un día las ponen en televisión, te quedas hasta el final, como sucede con los grandes clásicos. Justo al contrario que tantos y tantos filmes, reseteados por el disco duro que tenemos en la mollera –la mía, desde luego, parece haber desarrollado un mecanismo de autocontrol selectivo, cuyo objetivo es aprovechar al máximo el espacio de almacenamiento y cargarlo sólo con aquello que merece la pena–.

Clint Eastwood

Gran Torino, uno de los últimos trabajos del realizador, era una obra excepcional en la que el Eastwood actor nos regalaba además otro personaje inolvidable: un veterano de la guerra de Corea jubilado, con rasgos de pistolero mítico, que habitaba un barrio al que ya no reconocía, rodeado de vecinos inmigrantes. ‘Invictus’, la inmediatamente anterior, no fue tan excepcional, pero, aún y así, el retrato de Nelson Mandela y su fórmula deportiva para que blancos y negros aprendiesen a convivir tras décadas de odio mutuo, resultaba conmovedor.

Inesperadamente, con ‘Más allá de la vida’ Eastwood se lanza por unos derroteros mucho más arriesgados y sorprendentes. Antes de verla, lo primero que pensé es que por fin William Munny (su personaje en ‘Sin Perdón’) se había hecho mayor y percibía que el fin le rondaba. Porque ‘Más allá de la vida’ nos habla exactamente de lo que dice el título; de la vida tras la muerte, el vacío que dejan los seres queridos cuando nos abandonan y el ansia por seguir en contacto con ellos.

Cécile de France y Matt Damon

Eastwood con un tema esotérico. ¿Quién podría haberlo imaginado? Pensando en algunos engendros cinematográficos sobre esta misma temática, como ‘Más allá de los sueños’ (Vicent Ward, 1998), o incluso en otras películas mejores –‘El sexto sentido’ (M. Night Shyamalan, 1999) o ‘Los otros’ (Alejandro Amenábar, 2001)–, que nos ofrecían el lado terrorífico del asunto, la apuesta de Eastwood era a priori temeraria. Sin embargo, el director nos deleita con trágico realismo y una atmósfera original, que él usa para enmarcar una historia de amor y predestinación.

Aún así, la película introduce muchos temas importantes: la soledad de aquel que es diferente y el consiguiente rechazo que provoca en la sociedad, los aprovechados que abusan de la desesperación ajena, el fuerte vínculo que nos une a nuestros seres queridos, las casualidades que marcan el rumbo de nuestra vida… Eastwood aborda el tema desde la más pura sencillez, sin artificios y con personajes con los que podemos identificarnos fácilmente. Id a verla. Es una de esas películas que te alegran el día y te regalan un poco de felicidad

Anuncios

Acerca de Xescu Prats

Ibiza, 1973. Periodista, escritor y fotógrafo. Amante del arte, la fotografía, el cine, la literatura, el vino, la gastronomía, los viajes...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El más allá, según Clint Eastwood

  1. Livia Castillo dijo:

    Sin duda, después de tu introducción iré a ver la pelñícula. En parte porque comparto tus comentarios sobre el director y las películas anteriores. Besos. Livia

  2. clara francia dijo:

    Te confieso que soy refractaria a todo el más allá al que no se acceda en cualquier medio de transporte… Pero, tienes razón, este “masallá” de nuestro querido Clint es muy recomendable. ¡Qué personajes tan fascinantes y cuánta ternura les ha puesto! Redime hasta a la desdichada madre… Me pasé la película diciendo bajito “que dure, que dure”.

  3. Toni dijo:

    La buscaremos! A este ex-vaquero le tengo gran admiración desde ‘Los puentes de Madison”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s